domingo, 14 de febrero de 2010

Alma


Para algo nos sirvió cenar viendo la entrega de los Goya, aunque involuntariamente. De pronto aparece Pocoyó, uno de los héroes favoritos de Celia. Me pregunto qué pensará Nerea de estas cosas, pero es que Nerea es muy pequeña aún y sin embargo me mira como si supiera ya más cosas de las que es propio que sepa. Le regalé ayer, por ejemplo, un libro, un libro en forma de mariposa, con hojas de cartón que aleteaban mientras las páginas se abrían con dibujos coloreados y brillos de falsa plata. Estiró sus manos y tocó las imágenes y de pronto me miró con sus grandes ojos azules, fijamente, como buscando en mí algo, algo a través de mis ojos, como la niña Alma asomada al escaparate de la tienda de juguetes. Y me inquietó. Tan pequeña, me pregunto, cómo puede mirar así.

Estamos cenando mientras vemos la tele. Que sí, que no es muy cool, pero es muy hermoso, muy de verdad, de tarde de domingo, de locos que poco antes llaman a un amigo para saber si un pronombre era o no complemento directo, ahí estamos escuchando discursos ensayados y menos ensayados, gente feliz y gente que simula ser feliz y vemos Alma y me recuerdas lo que ya me habías dicho, que me habías comentado que te habían gustado las escenas de este corto que viste en el telediario.

Así que ahora, algo más tarde, me he asomado a este portal de internet, a este quicio del mundo y he tecleado "alma cortometraje" y ahora, después de verlo, te lo dejo aquí, basta con que pulses, un golpecito sobre mi ALMA, corazón mío.

3 comentarios:

María N. Arteaga dijo...

Hola Antonio.

Me ha gustado, gracias por poner cosas tan bellas.

Un beso.

Dyhego dijo...

Los críos saben más que Cardona (que siempre lo he oido decir y no sé quién sería el tal Cardona).
Salu2.

fabiana alonso dijo...

Espero que hayas visto "El secreto de sus ojos", pinta a la argentina de esos tiempos en una bella historia de desencuentros.
Así fue el reclutamiento de la triple A, así fue eso, aunque yo cursaba la primaria y luego la secundaria.
Pero nos ha dado por ósmosis a todos.