viernes, 26 de marzo de 2010

Vacaciones



Pasan las horas y me pongo más nervioso, pero es la inquietud de la alegría. El deseo de que todo salga bien, aún sabiendo que en un viaje las cosas no salen ni bien ni mal, salen, simplemente, como en la vida y lo demás depende de nosotros.

No sé decirlo de otra forma. Las vacaciones, el verano, tú y yo.

3 comentarios:

madison dijo...

Genial!
Un abrazo

Anónimo dijo...

Me resisto a pensar, no que te hayas enamorado, sino que a tu soledad haya llegado la fiesta de otro colmando de farolillos tú vacío. Por cuestiones de trabajo - al fin concluyo mi tesis doctoral- me alejé de internet hace ya algunos meses; de tu pequeña caja de tormentas, de tus pasos perdidos. Deseaba volver a Murcia, buscarte y conocerte. No sabía muy bien cómo hacerlo: un encuentro fortuíto, tal vez.Tal vez.
Disfruta Antonio, te lo mereces todo.
Un abrazo de una amiga.

Dyhego dijo...

Espero que pases unas muy agradabales vacaciones.