lunes, 4 de abril de 2016

Machadiana





La lluvia en los cristales
dibuja ideogramas.

Es un telar de nombres
entre los que podría estar el nuestro.

Breve caligrafía
de una tarde de lluvia.

1 comentario:

Sergio Pastor dijo...

Ni que lo digas, Antonio. Espero que estés bien con tu vida. Saludos!